Un buen cartel debe saber captar la atención y a la vez presentar un producto o servicio de una forma adecuada, combinando la imagen y la información que se quiere divulgar para, en unos pocos segundos, transmitir la esencia de la marca.

Conozco personalmente a los dueños de esta peluquería, con los que ya había trabajado en otra publicidad anterior. En este Cartel tenia que transmitir el aire de modernidad y energía de este negocio, debíamos informar de descuentos pensados para aumentar el número de nuevos cliente.
Muchos clientes entraron con esta oferta de descuento del 15%, de los cuales seguro que muchos repetirán al conocer en persona esta magnifica peluquería.